UA-72659567-1
top of page

Riego en jardines

1) Evaporación del cultivo de referencia y evaporación del cultivo


La evapotranspiración del cultivo de referencia, expresada como ETo (hay publicaciones que la denominan ETr, el significado es el mismo), es un parámetro relacionado con el clima que expresa el poder que tiene la atmósfera para evaporar el agua.


Los únicos factores que afectan a la ETo son los parámetros climáticos, no considerándose en su cálculo ni las características del cultivo ni los factores del suelo. Por lo tanto, ETo es también un parámetro climático que puede ser calculado a partir de los datos meteorológicos.


La evapotranspiración de referencia (ETo) equivale a la evapotranspiración que se produce en una superficie hipotética extensa de pasto verde, bien regado, de altura uniforme (0,12 m), en buen estado sanitario, creciendo activamente y dando sombra totalmente al suelo.

La ETo nos servirá de base para calcular la evapotranspiración del cultivo (ETc).


Para el cálculo de la ETo puede recurrirse a los datos climáticos y al método recomendado por FAO.


Debemos destacar la importancia que supone contar con un método empírico estándar para el cálculo de la evapotranspiración de referencia en base a los datos meteorológicos recogidos desde las estaciones. El método de FAO Penman-Monteith se recomienda como el método más eficaz para determinar la evapotranspiración.


Por otra parte, la evapotranspiración del cultivo (ETc) la calcularemos bajo condiciones estándar. Estas condiciones se refieren a la evapotranspiración de un cultivo que se desarrolla libre de enfermedades, con buena fertilización y que crece en un campo extenso bajo condiciones óptimas de humedad en el suelo.


Los efectos de las distintas condiciones climáticas fueron ya incluidos en la evapotranspiración de referencia, ETo.


Los efectos de las características que distinguen la superficie cultivada de la superficie de referencia se integran en el coeficiente del cultivo, Kc. Una vez obtenida ETo (mm/día) se multiplica por el coeficiente de cultivo Kc (adimensional) y tendremos la evapotranspiración del cultivo buscada ETc (mm/día).


ETc = Kc · ETo [1]


Mientras ETo representa un indicador de la demanda climática, el valor de Kc varía principalmente según las características particulares de cada cultivo, variando solo en una pequeña proporción en función del clima. Esto permite la transferencia de valores estándar del coeficiente del cultivo entre distintas áreas geográficas y climas. Este hecho constituye la razón principal de la aceptación general y utilidad de la metodología del coeficiente del cultivo.


El valor de Kc permite predecir el valor de ETc bajo condiciones estándar. Este valor representa el límite máximo de evapotranspiración del cultivo cuando no existen obstáculos al crecimiento de este debido a limitaciones de agua, densidad, enfermedades, malezas, insectos o excesiva salinidad del suelo o del agua.



2) Determinación de las necesidades netas de agua


La determinación de las necesidades de agua de las plantas es el paso previo para establecer los volúmenes que serán necesarios aportar con el riego.


Sin considerar otros aportes, las necesidades netas equivalen a la cantidad de agua requerida para compensar la evapotranspiración.


La cantidad de agua que las plantas transpiran es mucho mayor de la que retienen (la que usan para el crecimiento y la fotosíntesis). La transpiración se considera, por tanto, el consumo final de agua por la planta.


Para el cálculo global, aparte del agua que necesite el cultivo, debemos de tener en cuenta que hay pérdidas por evaporación desde la superficie del suelo y por filtración profunda que se deberán estimar.


Las necesidades netas se deberán corregir mediante unos coeficientes correctores.


La fórmula empleada para el cálculo de las necesidades netas para riego por goteo en cultivos agrícolas, desarrollada por FAO, es la siguiente:


Nn = KL · Kr · Ka · ETc


Donde Nn son las necesidades netas del cultivo en mm/día o, lo que es lo mismo, litros/m2 y día


ETc, evapotranspiración del cultivo, mm/día (litros/m2 y día)

KL, coeficiente corrector por la localización

Kr, coeficiente corrector por variación climática

Ka, coeficiente corrector por advección, o tasa de energía que se transfiere horizontalmente.



3) Riego en jardines


El método que hemos comentado se aplica para calcular las necesidades de agua de los cultivos agrícolas así como de praderas y césped. Sin embargo, cuando estamos trabajando en riegos de jardines, el método en si no es adecuado y deberá de corregirse fundamentalmente por dos motivos:


· Los jardines están compuestos por varias especies de plantas con diferentes necesidades hídricas.

· Las densidades de vegetación son variables y, por lo tanto, las transpiraciones también.


En los cultivos agrícolas las necesidades de riego se calculan para una especie concreta que crece en densidades de plantación homogéneas. En los jardines, como se ha comentado, esto no ocurre, por lo que el cálculo de las necesidades de riego debe de ser diferente.


Con la finalidad de conseguir riegos eficientes, la eficiencia de los riegos se mejora utilizando los sistemas de aplicación apropiados para cada jardín o zona (especialmente sistemas de riego localizado), y mediante la planificación calculada del riego. Con este último propósito se desarrolló en 1991 un método para estimar las necesidades hídricas de los jardines, denominado "Método del Coeficiente de Jardín" (Costello et al., 2000). Las razones esgrimidas para la realización de este trabajo fueron tres: la conservación del agua (recurso natural limitado), disminución de costes de mantenimiento de los jardines y mantenimiento de la calidad paisajística de los jardines.

Tendríamos una fórmula similar a la [1], pero adaptada a las necesidades de los jardines, de tal forma que


ETj = Kj · ETo

Siendo Kj el coeficiente de jardín.


De este modo, el coeficiente de jardín se determina a partir de tres factores (especie, densidad y microclima), aplicados a su vez como tres coeficientes:

Kj = ks · kd · kmc

donde:


Kj = coeficiente de jardín

ks = factor especie

kd = factor densidad

kmc = factor microclima


El cálculo de las necesidades netas para riegos en jardines se calcularía según la expresión:


Nnj = ks · kd · kmc · ETc



Para la obtención de los valores de los diferentes factores correctores os dejo un par de enlaces a publicaciones sobre la materia:





Comments


Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Icono social LinkedIn
bottom of page